5 ene. 2009

História

Hola!!

Hoy os dejo una história en la cual se puede decir que la he "vivido", os explico la história es mitad un sueño que he tenido esta noche y mitad continuidad e imaginación.

Así que espero que os guste.

História

Explotava la guerra, un grupo de refugiados en alcoy encuentra una reserva de armas, los celos y el hambre de poder hacer de el un traidor, pero no puede conmigo pues parece que las balas "comunes" no me hacen nada. Con un símple disparo muere, nos llenamos de provisiones y decidimos ir hacia un sitio seguro, pero antes ponemos una "scorpion" (un nuevo tipo de arma-trampa) después quedamos solo dos, ella i yo antes de salir... un momento mágico y un beso.

Preparados salimos cuando vemos un nuevo tipo de arma, un tanque andante con capacidad nuclear (muy parecido a REX). Nos dispara y seguimos calle hacia arriba mientras le disparo sin descanso, ella abre la puerta y entramos. Asustados nos abrazamos y pensamos, ¿porqué sucede esto?. Otro beso y sus lágrimas aparecen, las límpio con mi mano y bajamos las escaleras, muchas puertas hasta la nuestra, abro los cerrojos y pasamos. Desde el patio se puede ver a REX alimentando el caos, nos agrupamos y planeamos un plan decisívo el cual nos ayudará a sobrevivir, un miembro de la resisténcia me cuenta en privado el porqué no he muerto por las heridas de bala. Mis huesos han sido hechos de nuevo con una aleación de titánio y otros materiales los cuales són extremadamente resisténtes. Los músculos han desaparecido, en su lugar hay un tipo de tejido el cual parece ser que recubre y hace posible mi exoesqueleto.

Después de saber esto me da muchas respuestas, pasa algo inesperado los compañeros que estaban en el patio han empezado a disparar hacia REX tomando su atención y condenándonos a todos, movimientos rápidos y sin pensar cojo un lanzamisiles, salgo fuera y cierro la puerta. Impactos de misiles siente el "cuerpo" de REX pero no le hace nada, una lluvia de balas cae sobre nosotros...

Todos los del patio muertos salvo yo, ella salió a ver que pasaba inmediatamente entré y cerré la puerta, esto estaba muy difícil, era el fin de los pocos sobrevivientes, hasta que un anciano que estaba tumbado en el fondo del local me llamaba, decía que quería verme, me acerco y me explica que aparte de lo que le han hecho a mi cuerpo he sido "bendecido" con un poder el cual será decisivo para ganar la guerra. Eso era imposíble, yo jamás he sido especial y no lo seré ahora, ella se acerca y me da un abrazo, me dice que ella sabía desde el primer momento que me conoció que yo era especial, la miré y otro beso, una sonrisa y una decisíon.

Era ora de aprender a usar mi "poder" para ganar, me habían cambiado mi corazón por una fuente de energía la cual poténciaba el Ki humano, en unas horas aprendí a hacerlo surgir cuando quería y modificarlo. Me recomendaron combinarlo con mis armas, cuando lo intenté descubrí que no me hacía falta la munición, solo un arma y yo creaba los proyectiles.

Me preparé cogí mi arma preferida y salí del local, ella me quería acompañar, pero... no me podía permitir perderla, la quería demasiado... Así que se quedó con mi hermano y fuí solo a ver a REX. Lo primero que hizo fué recibirme con disparos, yo se los devolví y estos parecía que si que le afectaban, lanzó misiles y no fuí lo suficientemente rápido como para esquivarlos, me impactaron de lleno. Parecía mi fin pero no, no tenía órganos era mitad humano, mitad artificial. Me levanté y seguí disparando hasta que un disparo impactó de lleno en mi arma con su siguiente destrucción.

Solo, desarmado delante de un arma demasiado fuerte como para poder hacer nada con mis puños desnudos, parece que este es mi fín. A lo lejos escuche un grito de ánimo y un consejo, "recuerda que lo puedes manipular" vino a mi mente. Y eso hice empecé a manipular mi propio "poder" de forma que se convirtió en un proyectil con la poténcia de una bomba de 2 megatones. al lanzársela a REX destruyo medio cuerpo y a los segundo se abrió la carlinga, en la cual estaba una persona muy familiar.

No podía ser cierto, el ser que más odiaba estaba en esa carlinga, bajó de REX de un salto, y usando su própio Ki detruyó los restos de REX. No podía ser, ¿como puede ser que un ser tán despreciable como él tubiera un Ki de tal magnitud? Un aura rojiza le recubría, estaba muy adelantado en el control de su Ki, además de tener una capacidad de energía muy superior a la mía. Estaba a unos segundos de contemplar mi própia destrucción, el no dudó y cargó un proyectil de su energía rojiza, yo hice lo mismo pero la mía parecía tener un colo azulado, y la lanzamos a unisono. Impactaron las dos al mismo tiempo provocando una pelea entre estos dos proyectiles de energía espiritual, pero su poder era abrumador...

Ganó su proyectil, un pensamiento de resignación y de comprensión, un grito de negacíon y lamaneto y sollozos de alguien que perdía a un ser querido, una explosión y mi cuerpo volaba hacia la muerte...

Llegué a una sala donde había un tribunal, y todos me miraban, era gente con el pelo cano y largo, algunos con grandes barbas, y otros sin ellas, pero de todas formas parecían sabios. Uno de ellos me llamó y me dijo que no me podía rendir y darle esa satisfacción. Tenía que regresar a luchar, tenía todo lo que hacía falta. Mi cuerpo no estaba totálmente destruido, usando mi enregía espiritual podría salvarme, salvar a todos...

Y eso hice me concentré en volver a mi cuerpo, me desperté lleno de "sangre" y con medio cuerpo destrozado, ella estaba a mi lado llorando. Le dije que no llorara, que esto no acabaría así, ella sorprendida empezó a gritar llamando a otros sobrevivientes. Me concentré y empecé a sentir un dolor inimaginable, pero mi cuerpo estaba restablecido. Me levanté y salí hacia fuera, le encontré y empecé lo que sabía que debía terminar, la última batalla.

Muchos golpes, caídas y destrucción, con la consiguiente furia creciente por parte de ambos. Su energía espiritual era superior a la mía y su aura era clara, la mía sin embargo no lo era, era muy débil. Más combinaciones de golpes y un grito de dolor perforó mis oídos, le clavé en un hierro, pensando que así todo habría acabado, pero no fué así, me golpeó con furia y empecé a ver la sangre reflejada en un cristal. Esto era interesante, con cada golpe que recibía más furioso estaba y mi energía aumentaba, con el consiguiente aumento de mi aura, la cual estaba casi al máximo, más golpes por parte de los dos, hasta que mos dimos cuenta que esto se tenía que zanjar con un ataque decisívo, cargamos los dos un proyectil espiritual como antes, pero con la diferéncia de que ahora yo estaba listo, los lanzamos a unisono y impactaron al mismo tiempo, una pelea por avanzar de los dos proyectiles que hacía estremecer la tierra, los edificios se estremecía y algunos se derrumbaron. Mi proyectil avanzó y le dió de lleno provocando su muerte.

Todo acabó, le enterré y volví al local donde estaban los demás, cuando entre, me abrazó y nos besamos, sabiéndo que todo había terminado y que ahora vendría un duro trabajo de reconstrucción...

No hay comentarios: