24 jun. 2017

Sesión de fotos con Odisea

Hoy os dejaré por aquí un vlog de una sesión de fotos que nos hicieron a Odisea para un calendario solidario el año pasado. El resumen del vídeo sería el siguiente: con trajes y a lo loco.


¡Disfrutad!

23 jun. 2017

Odisea

Hoy os quiero hablar de la banda de folk metal en la que canto llamada Odisea. Es un grupo de Alicante. Donde los integrantes son grandes músicos (mucho mejores que yo) y para mí es un orgullo. Pero más que hablar, mejor os mostraré un par de vídeos donde podréis apreciar la esencia de la banda (además de la evolución vocal después de todos estos años)

¡Pasad un buen día!

22 jun. 2017

Analizando cambios.

Desde que he retomado el blog tengo más ganas de escribir. Creo que lo tomaré como una especie de diario, o un lugar donde volcar mis pensamientos y sucesos de mi día a día. Algo que dejar para el día que ya no esté y alguien lo pueda leer. A veces pienso en el futuro y en como ha cambiado mi vida durante este tiempo. Ahora mismo estoy escribiendo desde mi cama, con música relajante y con la necesidad de expresar aquello que llevo dentro. Puedo decir que mi vida ha dado un vuelco, ha cambiado y han sucedido muchas cosas. Hay etapas que han concluido, etapas que pensaba que tardarían mucho más en terminar.

La semana pasada falleció una gran persona, un amante de la naturaleza, una persona que nos enseñó a ver la naturaleza tal y como es. Sutil, hermosa y salvaje. Su nombre es Juan Francisco Mariño, una persona que luchó por la conservación del hábitat de mi ciudad, Alcoy. Además era el padre de uno de mis mejores amigos. Pasé varios veranos con ellos y otros amigos vigilando los montes, restaurando señales y paletas informativas, en definitiva, ayudando. Tengo muchos recuerdos de aquella época. Largos días de vigilancia con un sol de justicia, trayectos en coche con risas, entrevistas para alguna que otra televisión. Hasta tal punto estábamos involucrados en el proyecto que incluso cuando no estábamos de vigilancia ayudábamos a los bomberos en caso de incendio.
Da pena pensar que muy posiblemente el proyecto haya concluido. He de decir que tenía más proyectos pero por el ajetreo de mi vida me desconecté bastante.



Hablando de etapas que se cierran, la casa donde crecí en mi querido Alcoy ya no es de la familia. Mis abuelos se mudaron a otra localización para estar más cerca de la familia y mejor cuidados, ya que al vivir fuera no pasaba demasiado tiempo allí. 26 años en esa casa, casi toda mi vida allí y ya no está. Sé que la vida trae cambios, pero me hubiera gustado tener esa casa para el día de mañana. Podría recordar en cada rincón todas las experiencias que he vivido allí. Recordar mi niñez...

Y ahora estoy en Alicante.

Si analizamos puedo ver que soy afortunado. Tengo un trabajo que me gusta, donde conozco gente genial y con muchas perspectivas de futuro. Sigo en una banda de folk metal, un estilo que me hace vibrar compartiendo viaje con unos amigos fantásticos. Bueno, más que amigos diría hermanos. Somos una gran familia.
Cierto es que me encantaría pasar más tiempo con mis amigos de siempre, la pandilla o como nos conocen en los festivales, los alcoyanos. Hace demasiado que no nos juntamos la familia entera y hacemos pasamos tiempo como antes, pero es lógico que ya no sea así. Nuestra vida ha cambiado, algunos vivimos fuera y nuestros trabajos nos limitan en cuanto a tema de horario se refiere.

Tal vez hoy esté un poco melancólico o tal vez solo analizo el presente. En cuanto al futuro, es otro cantar. Hay varios proyectos en proceso que pueden resultar muy interesantes: el segundo disco de Odisea, mi proyecto en solitario y algo más.

Como no sé como concluir creo que lo haré de la forma más simple que puedo imaginar.

Por si no nos vemos luego, buenos días, buenas tardes y buenas noches.

18 jun. 2017

Casi cuatros años después.

25 de Octubre de 2013. Es la fecha de la última entrada del blog. Ha pasado mucho tiempo.

Durante todo este tiempo las cosas han cambiado muchísimo, tanto que incluso diría que da vértigo echar la vista atrás. He vivido en distintos lugares: Madrid, San Javier, Alicante...

He crecido exponencialmente tanto en lo personal como en lo profesional. Hablando de profesión, he trabajado en fábricas, pubs irlandeses y por último cantante profesional. Sí, he conseguido vivir de lo que me gusta y además actualmente es mi profesión.


Tengo 260 conciertos al año, que más o menos son unos 6 a la semana. Es cierto que nunca antes había estado tan activo en el mundo musical, pero, me siento realizado. Además, estoy dentro de un proyecto musical de folk metal y preparando mi proyecto en solitario.

La intención es volver aquí, a mi rincón, a contar las cosas que suceden en mi día a día. Así que lo único que puedo hacer ahora es desempolvar el blog,

¡Bienvenidos lectores!

25 oct. 2013

Síndrome de los “veintitantos”

Hoy os dejo un texto que he visto por ahí donde me he sentido totalmente identificado.

SÍNDROME DE LOS VEINTITANTOS

Le llaman la “crisis del primer cuarto de vida”.
Te empiezas a dar cuenta que tu círculo de amigos es más pequeño que hace unos años atrás.
Te das cuenta de que cada vez es más difícil ver a tus amigos y coordinar horarios por diferentes cuestiones: trabajo, estudios, etc…
Y cada vez disfrutas más de esa cervecita que sirve como excusa para conversar un rato.
Las multitudes ya no son “tan divertidas”… incluso a veces te incomodan.
Y extrañas la comodidad del colegio, de los grupos, de sociabilizar con la misma
gente de forma constante.

Pero te empiezas a dar cuenta que mientras algunos son verdaderos amigos otros no eran tan especiales después de todo. Entendiste que la amistad después de todo no se basa en el tiempo, sino en la calidad de la personas que tienes a tu lado.
Te empiezas a dar cuenta de que algunas personas son egoístas y que, a lo mejor, esos amigos que creías cercanos o que los conservas desde hace mucho tiempo, no son exactamente las mejores personas que has conocido y que hay más gente que te rodea, a quienes le debes poner mayor atención y verás quienes resultan ser amigos de los más importantes para ti.
Ríes con más ganas, pero lloras con menos lágrimas, y con más dolor.
Entendiste que el tiempo no sana las heridas, sino que alarga las agonías.
Aprendiste que las peleas son distintas a las discusiones y que las discusiones surgen en base al cariño y engrandecen las relaciones.

Entendiste que los tiempos no existen y que las desiciones hay que tomarlas alguna vez en la vida.
Aprendiste que alguien más que tú puede tener la razón, y que con los sentimientos ajenos no se juega.
Aprendiste que las parejas van y vienen, y que hay gente que queda y que siempre estará.
Aprendiste a escuchar y a valorar los pequeños detalles del resto, que marcan la diferencia entre las multitudes.
Aprendiste que la calidez de palabras, los oidos atentos, las palabras sinceras y una incondicional lealtad, no te la da nadie más que un verdadero amigo.
Aprendiste que la confianza es algo que se siembra, se riega, se cultiva y se cosecha, que hay que ganásela y saber mantenerla.
Que es para una persona especial, que no es para todos, y que lamentablemente no se regala y cuando se pierde es imposible recuperarla.
Te rompen el corazón y te preguntas cómo esa persona que significaba tanto te pudo hacer tanto mal.
O quizás te acuestes por las noches y te preguntes por qué no puedes conocer a una persona lo suficientemente interesante como para querer conocerla mejor.

Los ligues y las citas de una noche te empiezan a parecer baratos, y emborracharte y actuar como un idiota empieza a parecerte verdaderamente estúpido.
Salir tres veces por fin de semana resulta agotador y significa mucho dinero para tu pequeña billetera.
Tratas día a día de empezar a entenderte a ti mismo, sobre lo que quieres y lo que no.
Tus opiniones se vuelven más fuertes.
Ves lo que los demás están haciendo y te encuentras a ti mismo juzgando un poco más de lo usual porque de repente tienes ciertos lazos en tu vida y adicionas cosas a tu lista de lo que es aceptable y de lo que no lo es.
A veces te sientes genial e invencible, y otras… con miedo, solo y confundido.
De repente tratas de aferrarte al pasado, pero te das cuenta de que el pasado cada vez se aleja más y que no hay otra opción que seguir avanzando y de saber conservar bien el presente porque será tu unica compañía en el futuro.

Lo que puede que no te des cuenta es que todos los que estamos leyendo esto nos identificamos con ello.
Todos nosotros tenemos “veintitantos” y nos gustaría volver a los 15 -16 algunas veces, pero sabemos que hay gente que ha aparecido en nuestro camino durante estos ultimos años que son únicos.
Parece ser un lugar inestable, un camino en tránsito, un desbarajuste en la cabeza… pero TODOS dicen que es la mejor época de nuestras vidas y no tenemos que desaprovecharla por culpa de nuestros miedos…
Dicen que estos tiempos son los cimientos de nuestro futuro, que las amistades universitarias son las verdaderas y que estamos entrando a la realidad de nuestras vidas.
Parece que fue ayer que teníamos 16… ¿¡Entonces mañana tendremos 30!? ¿¿¿¡¡¡Así de rápido!!!???
Hagamos valer nuestro tiempo…que no se nos pase!
“La vida no se mide por las veces que respiras, sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento”…